Inicio Enfermedades raras Neurodegeneración asociada a la proteína de membrana mitocondrial

Neurodegeneración asociada a la proteína de membrana mitocondrial

Sinónimos: MPAN
NBIA por mutación en C19orf12
NBIA4
Neurodegeneración con acumulación cerebral de hierro por mutación en C19orf12
Neurodegeneración con acumulación cerebral de hierro tipo 4

Prevalencia: 1-9 / 1 000 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Infancia
Adolescencia
La edad adulta

 

Resumen

Definición de la enfermedad

La neurodegeneración asociada a la proteína de membrana mitocondrial (MPAN), también conocida como neurodegeneración con acumulación cerebral de hierro (NBIA) debida a mutaciones en C19orf12, es un trastorno neurodegenerativo autosómico recesivo. Se caracteriza por la acumulación de hierro en regiones específicas del cerebro, normalmente en los ganglios basales, y asociado con signos piramidales (espasticidad) y extrapiramidales (distonía) de progresión lenta, neuropatía axonal motora, atrofia óptica, deterioro cognitivo, y trastornos neuropsiquiátricos.

Epidemiología

La MPAN es una enfermedad extremadamente rara con una prevalencia mundial estimada de alrededor de 1/1.000.000. La MPAN supone aproximadamente el 30% de los casos de NBIA, con menos de 80 casos descritos hasta la fecha.

Descripción clínica

La MPAN por lo general se manifiesta durante la infancia (media de edad: 10 años) con dificultad de la marcha, disartria y atrofia óptica bilateral. Signos tempranos de motoneurona superior (signos piramidales, por ejemplo, espasticidad) son hallazgos constantes, seguidos posteriormente por signos de disfunción de la motoneurona inferior (pérdida de los reflejos tendinosos profundos, debilidad muscular y atrofia). En más de la mitad de los pacientes están presentes distonía progresiva, parkinsonismo, deterioro cognitivo y síntomas neuropsiquiátricos. Son comunes la pérdida de peso y la disfunción urinaria y/o intestinal.

Etiología

La MPAN se produce por mutaciones en el gen del marco abierto de lectura 12 del cromosoma 19 (C19orf12; 19q13.11). Se ha descrito una mutación fundadora (c.204_214del11 (p.Gly69ArgfsX10)) en Europa del Este. La función de la proteína C19orf12 sigue siendo desconocida, pero puede estar involucrada en la función mitocondrial, la homeostasis lipídica y el metabolismo de la coenzima A.

Métodos diagnósticos

El diagnóstico se basa en la neuroimagen que ponen en evidencia los depósitos de hierro, principalmente en el globo pálido y en la sustancia negra, a menudo con una estriación hiperintensa característica en T2 entre el globo pálido interno hipointenso y el globo pálido externo. Los exámenes oftalmológicos y los potenciales evocados visuales son importantes para identificar la atrofia óptica. El examen neuropatológico muestra esferoides axonales, cuerpos de Lewy e inclusiones que contienen tau hiperfosforilada. El análisis de mutaciones en el gen C19orf12 confirma el diagnóstico.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial incluye otras NBIAs, en concreto, la neurodegeneración asociada a la hidroxilasa de ácidos grasos y la neurodegeneración asociada a PLA2G6 (ver estos términos). La espasticidad, más prominente que la distonía, la atrofia óptica, la neuropatía motora y un curso de progresión lenta con deterioro cognitivo ayudan a diferenciar la MPAN de las otras NBIAs.

Diagnóstico prenatal

El diagnóstico prenatal puede estar disponible para las familias en las que se han identificado mutaciones causantes de la enfermedad en un hermano previamente afectado.

Consejo genético

La MPAN es un trastorno autosómico recesivo. Es más común en familias consanguíneas o en familias con el mismo origen (por ejemplo, ambos progenitores de una misma localidad pequeña). Los padres de un paciente con MPAN son portadores obligados. El riesgo de tener un hijo afectado en embarazos futuros es del 25%.

Manejo y tratamiento

Actualmente no existe un tratamiento curativo. Las estrategias de abordaje se centran en el cuidado paliativo médico o quirúrgico de los síntomas. El seguimiento por parte de un equipo multidisciplinar formado por neurólogos, genetistas, oftalmólogos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, logopedas, cirujanos ortopédicos y neurocirujanos es esencial.

Pronóstico

La progresión de la MPAN es por lo general lenta y puede conllevar pérdida de la deambulación independiente (debido a la espasticidad, la distonía y el parkinsonismo), limitaciones en la comunicación (debido a la disartria y al deterioro cognitivo) y demencia grave. La esperanza de vida es variable. Puede ocurrir un fallecimiento prematuro debido a complicaciones secundarias como neumonía por aspiración.

Revisores expertos

  • Dr Carmen ESPINÓS
  • Dr Belén PÉREZ-DUEÑAS

 

 

 



 

Salir de la versión móvil