La nueva presentación de Humira mejora la adherencia al tratamiento en pacientes con EII

La nueva presentación del tratamiento anti-TNF, Humira, libre de citrato, mejora notablemente la adherencia al tratamiento en pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), gracias a la reducción del dolor en el punto de punción. Esta es la principal conclusión del estudio “Impacto en la reducción del dolor en la administración de Adalimumab”, llevado a cabo por el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, de Barcelona, y en colaboración con el Hospital Universitari Germans Trias i Pujol, de Badalona.

El estudio, dirigido por la Dra. Esther Garcia-Planella y la diplomada en enfermería Cristina Gely, del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, destaca que el 83% de los pacientes afirman haber notado una mejoría en la reducción del dolor a la punción, mejorando la adherencia al tratamiento y la satisfacción del paciente.

Cristina Gely apunta que “los resultados del estudio demuestran que con la nueva presentación de Humira, libre de citrato, el dolor a la punción disminuye notoriamente”. Esto, a su vez, “implica una disminución de la ansiedad pretratamiento y favorece a su vez la adherencia. Para el paciente es muy positivo, ya que comporta una mejor calidad de vida”, añade.

Por su parte, la Dra. Garcia-Planella, afirma que la administración subcutánea de un fármaco es ventajosa porque “aporta autonomía al paciente en el tratamiento de su enfermedad y esto es muy importante en el ámbito de la EII  ya que la mayoría de estos pacientes son jóvenes y se intenta que el impacto de la enfermedad en su vida personal y laboral sea el mínimo”. Asimismo, incide en el valor añadido de los fármacos biológicos subcutáneos, ya que “presentan un menor riesgo de desarrollar reacciones inmunológicas que pueden comportar efectos secundarios y una pérdida de eficacia”.

Actualmente unos de los principales objetivos de cualquier tratamiento en la EII es preservar o restablecer la calidad de vida. Para ello es muy importante que el paciente adquiera un rol activo en el control estrecho de su enfermedad y en la toma de decisiones. El equipo clínico debe facilitar a los pacientes la información necesaria para la comprensión y manejo de su enfermedad.

El estudio mencionado ha sido presentado en el congreso de la Societat Catalana de Digestologia (Girona)  y en el European Crohn´s and Colitis Organisation (Viena), y en marzo tienen previsto presentarlo en el  congreso de la Asociación Española de Gastroenterología (Madrid).

 

Artículos relacionados: enfermedad inflamatoria intestinal, tratamiento, calidad de vida


Fuente: https://goo.gl/dNKBjS

A %d blogueros les gusta esto: