Encuentran una enzima para reducir el crecimiento de mesotelioma en ratones

Los investigadores han descubierto que la inhibición de una enzima llamada heparanasa puede reducir significativamente el crecimiento de mesotelioma en modelos de ratón.

El mesotelioma es una forma de cáncer que afecta principalmente el revestimiento del pulmón, pero también puede ocurrir en otras áreas, como el estómago, los testículos y el corazón. La afección ocurre con mayor frecuencia en hombres y personas entre las edades de 60 y 80 años y generalmente está relacionada con la exposición al amianto. El asbesto es un material de construcción compuesto por pequeñas fibras que pueden atascarse en los pulmones y causar daños a lo largo del tiempo. Su uso ha sido prohibido en el Reino Unido desde 1999, y existen restricciones similares en otros países. Más de 2,600 personas en el Reino Unido son diagnosticadas con mesotelioma cada año. La condición tiende a presentar diferentes síntomas dependiendo de qué área del cuerpo se ve afectada. Si se trata de los pulmones, las personas pueden experimentar fatiga, dificultad para respirar, dolores en el pecho, tos, pérdida de peso y fiebres, entre otros síntomas. Los tratamientos de mesotelioma tienden a enfocarse en desacelerar la progresión de la enfermedad.

La nueva investigación, llevada a cabo por científicos de NYU Langone Health y el Instituto de Tecnología Technion-Israel, ha demostrado que el crecimiento del mesotelioma puede ralentizarse en ratones usando la enzima heparanasa. Para el estudio, los investigadores examinaron una colección de muestras de mesotelioma. Descubrieron que la enzima heparanasa, secretada por las células cancerosas, está involucrada en romper las barreras tisulares alrededor de los tumores de mesotelioma en crecimiento. Como resultado, los vasos sanguíneos luego suministran el cáncer, ayudándolo a crecer, al igual que la liberación de proteínas que apoyan el crecimiento del tumor. De esta manera, la enzima heparanasa contribuye a la progresión del mesotelioma. La heparanasa también se correlacionó con el pronóstico de los pacientes: cuanto más altos son los niveles de la enzima en un paciente, menor es su esperanza de vida.

Al inhibir las enzimas heparanasa, los investigadores encontraron que el crecimiento del tumor podría reducirse. Los ratones tratados con inhibidores de heparanasa tuvieron vidas más largas y redujeron el crecimiento tumoral. De hecho, el tratamiento fue más efectivo que la quimioterapia Cisplatin, que es una opción de tratamiento actual para los pacientes.

Estos hallazgos fueron publicados en la Revista del Instituto Nacional del Cáncer (JNCI).

 

Artículos relacionados: mesotelioma, investigación, tratamiento


Fuente: https://goo.gl/zw5k5p

A %d blogueros les gusta esto: